Home Columnas Es el tiempo de la sociedad, se acabó el tiempo de la clase política a la antigua

Es el tiempo de la sociedad, se acabó el tiempo de la clase política a la antigua

E-mail Imprimir PDF

El famoso cuento corto del dinosaurio, de Augusto Monterroso, nos llegó a parecer a muchos la crónica de una condena eterna anunciada: “Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.” Parecía invencible el régimen priista impuesto al pueblo mexicano durante décadas; régimen político luego reforzado con las fuerzas de la derecha del Partido Acción Nacional (PAN) y lo impensable, reforzado más tarde con las fuerzas de izquierda del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

 

Pues bien, aunque todavía muchos no acabemos de creerlo, hubo una mañana en la que el pueblo mexicano abrió los ojos y lo que vio fue un dinosaurio con las patas p’arriba, liquidado. Una acción revolucionaria del día anterior, 1 de julio, había sido letal para el monstruo: el pueblo mexicano se había decidido a salir en masa a votar; contra una decisión masivamente mayoritaria en contra, le faltó oxígeno al animal antediluviano y no le quedó de otra que expirar para rendirle cuentas a la historia.

 

A golpes de carisma, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en una tesonera labor de doce años recorriendo el país ciudad por ciudad, plaza por plaza, pueblo por pueblo, al fin había conseguido que los mexicanos le compraran la pelea a muerte contra el monstruo: la mafia del poder. Al grito silencioso y casi unánime de "vamos contra la mafia del poder", los mexicanos llenamos las urnas de votos contra esa mafia y en favor de un cambio verdadero.

 

Un partido nuevo, MORENA, y la honestidad, credibilidad y carisma de su líder, fueron suficientes para imponer su presencia electoral en todo el país. Arrastrados por ese tsunami llamado AMLO, llegaron al poder liderazgos que a muchos nos consta que no estaban en sintonía con los valores del líder carismático, ni con los principios de MORENA de no mentir, no robar y no traicionar..

 

Más que MORENA, un partido verdaderamente partido en sus bases, fue el carisma de AMLO el que ganó mil batallas contra el sistema prianperredista en el país entero. No necesariamente toda la gente que llegó al poder vía MORENA tiene la sensibilidad de que hemos arribado con AMLO a una nueva generación de clase política, integrada por ciudadanos que no ven en la política un medio de enriquecimiento, como por desgracia ha sido hasta ahora, sino una oportunidad de servir a la sociedad para alcanzar objetivos comunes de desarrollo. Los políticos chapados a la antigua que llegaron a puestos de elección popular este 1 de julio, tendrán, no que moderarse de su conocida tendencia, sino cambiar radicalmente a la nueva ética política, pues los ciudadanos vamos a ser severos con ellos en la vigilancia de su forma de hacer política; tenemos derecho a ser exigentes con ellos y a no dejarles pasar una. Es el tiempo de la sociedad, se acabaron los tiempos de la clase política a la antigua.

 

Cada quien en su respectivo ámbito de acción puede mirar el escenario que dejaron las elecciones del 1 de julio y analizarlo. En el caso del municipio de Pátzcuaro, el escenario es la primera reelección ganada en el municipio, por Morena y Pt, con Víctor Báez Ceja. Es natural que nos preguntemos: ¿Se gobernará Pátzcuaro a partir de ahora, igual que tres años antes? En teoría tendría que ser distinto, pues el cambio presidencial con AMLO intentará inaugurar una nueva ética política, cuya actuación arroje resultados de: cero corrupción, cero impunidad, cero servirse de los puestos públicos para lucrar económica y políticamente.

 

Si la sociedad en esta elección del 2018 salió en masa a las urnas a apalear a los partidos de la vieja clase política: PRI, PAN, PRD, por haberse alejado de ella de una manera grotesca y cínica, ¿por qué las nuevas autoridades electas tendrían que seguir gobernando sin aprender la lección?

 

La sociedad civil organizada de Pátzcuaro del ámbito cultural tuvo una pésima experiencia en su trato con las autoridades municipales en los tres primeros años del gobierno que está por concluir (antes de tomar las riendas para los siguientes 3 años por la reelección). Varios grupos prefirieron retraerse de participar para no enfrentar la indiferencia, la hostilidad, la rivalidad, la falta de sensibilidad para entender que los grupos civiles son aliados, no rivales, en la búsqueda de contribuir de manera conjunta a crear una más disfrutable atmósfera cultural en la comunidad municipal.

 

Por su parte, con frecuencia las autoridades municipales se quejan de la falta de interés de la sociedad por atender las convocatorias oficiales a participar. La respuesta es que la sociedad desconfía de dichas convocatorias por las experiencias de haber sido sólo utilizados para disfrazar la participación ciudadana, no por un genuino interés de la autoridad. Terminar con hechos con esta percepción será un paso importante.

 

Como también será importante que las autoridades comprendan la obligación que tienen de estimular las iniciativas de participación ciudadana con hechos, como: apoyar en lo económico, cuando se les demande y justifique; dar las facilidades institucionales y de infraestructura cultural para las iniciativas de los grupos civiles; acompañar en la gestión conjunta de proyectos artísticos y culturales, entre otros.

 

Pátzcuaro, como ciudad y municipio, tiene por delante un futuro promisorio para  hacer posible un renacimiento cultural importante hasta hoy no conocido. Hacerlo realidad requiere de iniciativas de la sociedad civil atendidas y estimuladas por la autoridad municipal.

 

 

 
   
 
   
 
   
 

Banner
   
 
   
 

Aleatorio

Las familias disfuncionales incuban problemas psicológicos como el llamado autosabotaje definido como "hacer, inconscientemente, cosas que nos impiden lograr lo que deseamos. Pensamos que no nos merecemos tener éxito, por lo tanto, nuestro inconsciente hace lo necesario para afirmar ese resultado".

 

Leer más...