Home Columnas Breve crónica de agravios y atropellos a la cultura en Pátzcuaro, Michoacán

Breve crónica de agravios y atropellos a la cultura en Pátzcuaro, Michoacán

E-mail Imprimir PDF

El uso y destino de los edificios históricos

El qué uso y destino darles a los edificios históricos ha sido un tema ampliamente discutido por los especialistas; hay quienes se inclinan por los usos tradicionales, es decir, originales, y quienes plantean la posibilidad de darles nuevos usos. En realidad lo que se defiende es que no se alteren las características que los hacen valiosos tanto en lo arquitectónico como por ser testimonios históricos. En nuestro país hay experiencias de los dos tipos de destino, tradicionales y nuevos.

Este debatido tema no es privativo de México. La UNESCO históricamente ha sido un foro mundial que ha recogido propuestas de los especialistas de los distintos países preocupados por el destino del patrimonio cultural edificado. La discusión sobre este tema dentro de este organismo multilateral ha dado lugar a textos, leyes y recomendaciones que deben ser puntos de referencia importantes para los gobiernos de los países, pues entre todos se busca velar por el patrimonio cultural mundial.

Hay conclusiones generales que apuntan a que los monumentos deben tener un uso congruente con las necesidades actuales de la sociedad; que se deben utilizar como organismos vivos dentro de la estructura urbana, como forma de garantizar su permanencia y conservación. Hay una posición que plantea que los monumentos deben “ganarse la vida”, es decir, dedicarlos a una actividad que sea autosustentable, aunque los críticos de este planteamiento piden con razón que se evalúe si este “ganarse la vida” se ha buscado por medio de una actividad digna o de una disimulada prostitución.

La disyuntiva está, pues, entre ser respetuosos del programa original de un edificio histórico o darle un giro con un uso nuevo, que  puede o no exigir adaptaciones. Se ha reconocido que cuando no se encuentra un destino apropiado para un monumento, la salida más fácil  ha sido “hay que crear un museo”, considerada por muchos como una solución de la que se ha llegado abusar en nuestro país.

 

Para no ir lejos, el proyecto central del grupo político antagónico al patronato era convertir el Ex Colegio Jesuita en el museo Vasco de Quiroga; y por su parte, el sueño del director del IMC, Octavio Vázquez Gómez, fue convertirlo en el museo Alfredo Zalce, gran artista originario de Pátzcuaro, recientemente fallecido. El patronato impidió la realización de esos dos proyectos. Sin embargo, lo que ya  no pudo impedir fue que se instalara el Centro de Formación y Producción Gráfica, que convirtió una de las dos salas mayores y más bellas en un simple taller de grabado, lleno de grandes tórculos y prensas, que en nada honran un espacio que antes estaba destinado a actividades académicas y de desarrollo social. (Continúa en la cuarta parte)

 
   
 
   
 
   
 

Banner
   
 
   
 

Aleatorio

Las familias disfuncionales incuban problemas psicológicos como el llamado autosabotaje definido como "hacer, inconscientemente, cosas que nos impiden lograr lo que deseamos. Pensamos que no nos merecemos tener éxito, por lo tanto, nuestro inconsciente hace lo necesario para afirmar ese resultado".

 

Leer más...